Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del Usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Poítica de Cookies.

Lavadoras carga frontal Lavadoras-secadoras Lavadoras carga superior

Lavadoras

Las mejores lavadoras no sólo lavan y aclaran la ropa con unos resultados perfectos, sino que pueden ayudarnos a ahorrar dinero. A continuación, mostramos los principales tipos y características de lavadoras que podrán ayudarnos a decantarnos por unas u otras.

Tipo de lavadora

Lavadora de carga frontal: este tipo de lavadoras tiene su apertura en la parte frontal, te permiten aprovechar un poco más el espacio y el tambor de estas lavadoras no necesita llenarse de agua por completo. Además, consumen menos y soportan más capacidad de carga.

Lavadora de carga superior: al tener su apertura en la parte superior, este tipo de lavadoras destacan por ofrecernos una mayor comodidad y ergonomía, ya que no hay necesidad de agacharse para meter o sacar la ropa. Además, soportan mayor cantidad de espuma y nos permite seguir introduciendo ropa mientras está en funcionamiento. Estas lavadoras suelen ser más económicas pero normalmente utilizan más agua y energía que las de carga frontal, por lo que gastan más.

Lavadora secadora: la combinación de lavadora y secadora permite en primer lugar, lavar la ropa y en segundo lugar, secarla. Nos permitirá ahorrar tiempo y espacio en el hogar, ya que tiendremos dos electrodomésticos en uno. Suelen tener un consumo energético más elevado que las lavadoras y pueden ser instaladas en cualquier lugar ya que no necesitan ventilación. La lavasecadora es una gran consumidora de potencia, por lo que habrá que tener cuidado con el consumo.

Capacidad de carga

Podemos encontrar lavadoras de 6 a 9 kilos en cuanto a capacidad de carga. Dependerá del número de personas que seamos en casa y de la frecuencia con la que pongamos la colada, lo que determinará la capacidad de carga que decidamos para nuestra lavadora. De esta forma no gastaremos más de la cuenta.

  • En el caso de estar viviendo dos o menos personas, y realizar menos de cuatro usos por semana, con una lavadora de una capacidad de 6 kg bastaría.
  • Por el contrario, si somos cuatro o más personas en casa, con una frecuencia de lavado de 5 a 6 veces por semana, se recomendaría una lavadora de 8 kg o una de 9 kilos.

De esta manera, utilizarás la capacidad total de la lavadora, consumirás menos agua y energía.

 

Clasificación energética

El consumo energético de una lavadora es muy importante ya que una buena etiqueta podría suponerlos un ahorro de hasta un 50%. A menor índice de eficiencia energética, menor energía gastarás al usar la lavadora de ropa.

  • A+++: la más eficiente, menor consumo, menor gasto energético.
  • D: la menos eficiente, mayor consumo, mayor gasto energético.  

Revoluciones (rpm)

Cuando hacemos referencia a las revoluciones de una lavadora, hablamos de la velocidad con la que gira el tambor. Podemos encontrar motores de 600 rpm a 1400 rpm. Se suele emplear el uso de RPM cuando nos referimos al funcionamiento de un motor.

De estas revoluciones dependerá que nuestra ropa salga más seca. Por el contrario, cuantas menos tenga, habrá más posibilidades de que nuestra ropa salga más arrugada.

  • De 600 rpm a 800 rpm: menos eficacia y ropa más húmeda.
  • De 1.200 rpm a 1.400 rpm: mayor eficacia y ropa más seca.

Funciones de la lavadora

Con el tiempo se han incluido mejoras en la automatización de las funciones de las lavadoras de ropa. Cada una de ellas nos aportará algo nuevo y nos facilitará más el lavado.

  • Funciones básicas: programación automática, pantalla digital, lavado 15 minutos, inicio diferido, etc.
  • Funciones Extras: función pausa + carga, sensor de espuma, Smart diagnosis, 6 Motion, Smart control, etc.
  • A la hora de utilizar un programa de lavado, es recomendable no utilizar temperaturas altas. Gran parte de la energía que se utiliza para lavar, entre el 80 y el 85%, la utiliza para calentar el agua, por lo que es muy importante lavar siempre que se pueda, con agua fría. También es recomendable aprovechar a poner la colada de noche, en caso de tener contratada la tarifa nocturna (siempre que la lavadora sea silenciosa) ya que de esta manera,  reduciremos el gasto.
FILTRAR
2 ... 6 >

233 Lavadoras disponibles en Stock

FILTRAR
2 ... 6 >