Utilizamos cookies propias y de terceros y tecnologías similares para almacenar y administrar las preferencias del Usuario, habilitar contenido y recolectar datos analíticos y de uso, así como para garantizar el correcto funcionamiento de esta web. Si continúa navegando por esta web, estará aceptando su instalación en los términos indicados en nuestra Poítica de Cookies.

Campanas decorativas Grupos filtrantes Campanas convencionales Campanas extraíbles Extractores cocina

Campanas Extractoras

Campanas decorativas: suelen ser diseños rectangulares, piramidales e inclinados. Se colocan de manera que cubre toda la zona de cocción y la mayoría se cuelgan en la pared. Aún así, podemos encontrar dos tipos: campanas decorativas de pared o campanas de isla. Las campanas de pared se suelen utilizar cuando la placa de gas o vitrocerámica se encuentra instalada en un mueble situado próximo a la pared. Su instalación es muy sencilla, tan solo es necesario conectar el conducto vertical de la campana con la boca del conducto de extracción que hay en el techo de nuestra cocina. Las campanas de isla se fijan al techo y suelen ser de dimensiones más grandes. Se utilizan cuando nuestra placa está situada en un mueble en el centro de la cocina. Se instalan como si fuera un aparato de luz, totalmente enrasadas con la escayola o placa de cartón-yeso del techo, y su funcionamiento lo controlamos mediante un mando. Las campanas de isla se suelen convertir en el protagonista de la cocina ya que se encuentran en el mismo centro y tienen diseños muy variados. Desde rectangulares a prismas o cilindros.

Grupos filtrantes: se trata de una especie de cajón que se instala en el mueble alto, son compactos y ahorran espacio. Su integración con el mueble es total, por lo que apenas apreciaremos si hay campana o no. Tienen menos potencia que las campanas grandes pero más que las campanas convencionales. A la hora de limpiar esta campana, deberemos realizar una limpieza de filtros. Podremos encontrar campanas con filtros de carbón (se sustituirán por unos nuevos) o por el contrario, campanas de filtro metálico (normalmente se pueden introducir en el lavavajillas).

Campanas convencionales: este tipo de campanas son las más tradicionales. Se pueden apreciar a simple vista encima de la placa y su instalación es muy sencilla ya que simplemente se tienen que fijar con tornillos a la parte baja de los muebles altos de la cocina o incluso a la pared directamente. Para una limpieza más cómoda se recomienda que tengan filtros de aluminio multicapa para lavarlos en el lavavajillas. El manejo de una campana convencional es muy sencillo ya que su control mecánico de uso sencillo será el que te permitirá elegir entre sus tres potencias de extracción.

Campanas extraíbles: también están integradas en los muebles de cocina pero están diseñadas para sacarlas cuando sea necesario y ocultarlas cuando no lo sea. Estas campanas son más económicas, y una gran solución para cocinas pequeñas ya que son compactas y nos ayudan a ahorrar espacio. La única desventaja es que tienen una menor potencia que las campanas grandes. 

Extractores: este tipo es muy recomendable para espacios con insuficiente ventilación. Está compuesto por un ventilador conectado a un motor que le transfiere el movimiento consiguiendo acabar con los malos olores y atrapar la grasa en suspensión del aire. El único inconveniente es su reducida capacidad de extracción.

¿En qué me fijo para comprar la campana más eficiente?

La verdad es que la campana extractora no es el electrodoméstico que más consume pero esto no significa que no debamos hacer todo lo posible por intentar reducir el consumo.

En primer lugar, la etiqueta energética nos revela muchas factores a tener en cuenta: 

  • 1. Clases de eficiencia
    • 01/01/2015: A hasta G
    • 01/01/2016: A+ hasta F
    • 01/01/2018: A++ hasta E
    • 01/01/2020: A+++ hasta D
  • 2. Consumo de energía anual.
  • 3. Sistema de extracción ( mide la utilización de electricidad para transportar el aire de escape).
  • 4. Iluminación.
  • 5. Filtrado de grasa (proporción de grasa que es retenida por los filtros).
  • 6. Nivel de ruido (nivel de potencia sonora).

Recomendaciones

  • Tamaño de la campana: debe tener un tamaño de ancho, que sea como mínimo, igual que al ancho de la placa de cocción, aunque lo más recomendable es que sea un poco más grande para que su capacidad de absorción sea más eficiente.
  • Decibelios: los modelos de campanas que fabrican actualmente son cada vez más silenciosas. Una buena opción sería una campana con motor Ecosilence ya que podría ahorrarnos hasta un 80% de energía.
  • La iluminación LED también conseguirá que ahorres mucho más que con una iluminación halógena.
FILTRAR
2 ... 8 >

291 Campanas Extractoras disponibles en Stock

FILTRAR
2 ... 8 >