0 Compartido 49878 Visto

Mi frigorifico no enfria ¿Qué puedo hacer?

Todos tenemos un frigorífico en casa, el electrodoméstico que más tiempo tenemos enchufado a la corriente eléctrica, el electrodoméstico al que más uso le damos. Esto quiere decir que lo raro es no tener algún problema con él, con su funcionamiento o con su mantenimiento.

A todos nos ha podido pasar alguna vez. Nos damos cuenta de que el frigorífico no enfría nada cuando introducimos alimentos o una simple botella de agua y al cabo de las horas siguen con la misma temperatura. Además no nos encontramos solamente con la nevera que no enfría, sino que aparece el mal olor en el frigorífico.

¿Mi frigorífico no enfría?¿Tendrá arreglo o tendré que comprar uno nuevo?¿Por qué mi frigorífico no enfría pero si congela? ¿Qué puedo hacer cuando el frigorífico no enfría suficiente? Tenemos la solución para estas dudas y lo mejor de todo, te damos unas pautas para que localices sin problema el fallo de tu frigorífico:

Primer punto a tener en cuenta, detectar si el frigorífico no enfría pero el congelador sí, o si por el contrario el frigorífico no enfría ni congela. Lógicamente también tendremos que comprobar si el frigorífico está enchufado (probaremos a enchufar otro aparato a ver si tampoco funciona), si funciona la bombilla, si el motor continua haciendo ruido y si el ventilador está en perfecto estado. Si se da alguno de estos casos, podría ser que haya saltado algún diferencial. También tendremos que descartar que no nos hayamos dejado la puerta del frigorífico abierta.

En el caso de que el frigorifico no enfría pero sí congela:

En el caso de los frigoríficos más actuales, por lo general se trata de frigoríficos no frost por lo que tenemos que tener en cuenta que el congelador genera el frío seco y este hace que llegue a los compartimentos del frigorífico impulsado por un ventilador que se encuentra en la zona del evaporador. Este ventilador (en el caso de que solo tenga uno) se encuentra en el congelador, por lo que tendremos que fijarnos si funciona correctamente. Si observamos que funciona el ventilador, aún así tendremos que comprobar que no estén obstruidos los conductos que comunican el congelador con el frigorífico. Todo esto es debido a que el hielo puede bloquear el ventilador y una manera muy simple de saberlo es si observamos que nuestro frigorífico pierde agua (en este caso deberíamos llamar a un técnico).

Si se trata de un frigorífico de escarcha con un solo motor y comprobamos que ni enfría ni se escucha el motor, nos aseguramos si le entra corriente. En ese caso lo más seguro es que la causa de que el frigorífico no enfríe sea que se ha averiado el termostato. El caso contrarío sería que el frigorífico no enfría y si que funciona el motor, en ese caso podría tratarse de una fuga de gas.

Para evitar que nos pase y no volvamos a tener el problema de que el frigorífico no enfría y el congelador tampoco, te vamos a dar unas recomendaciones para que el frigorífico te ofrezca el mejor rendimiento:

  • Acostumbrarnos a revisar la temperatura.
  • Si se trata de un frigorífico No frost, realizar una limpieza periódica (se recomienda cada 2 meses). De esta manera conseguiremos que nuestro frigorífico enfrie correctamente y no aumente el consumo de energía.
  • Colocar el frigorífico en un lugar idóneo. Es decir, evitar ubicarlo en un lugar que incida la luz del sol muy directa.
  • Separar la parte trasera del frigorífico de la pared. La razón es que los frigoríficos necesitan una buena ventilación, por el contrarío se debilitaría la congelación. Estamos hablando de unos 20 cm. Otro punto a tener en cuenta es mantener limpias las rejillas que le proporcionan al frigorífico esa ventilación óptima.
  • Introducir alimentos no muy calientes en el congelador. Lo recomendable es que estén a una temperatura ambiente.

Es posible que se de el caso en el que escuchemos un sonido dentro del congelador. Una especie de clac dentro de él de corta duración y repetitivo. Esto podría explicar cambios bruscos de temperatura que en algún momento experimentan los congeladores. Esto se debe a la ruptura del hielo o la dilatación. En este caso entraría dentro de lo normal (no lo podemos evitar). También hay otro tipo de ruido que se escucha dentro del aparato pero que desaparece cuando abrimos la puerta. Esto puede ser por el ventilador que está situado en el interior del congelador, debido a la formación de hielo en su aspa. En este caso tendremos que descongelar el frigorífico.

Ahora ya sabes que si tu frigorífico no enfría, las causas son muy fáciles de detectar. Simplemente ve descartando problemas que podrían darse y una vez detectado valora si tiene fácil solución o por el contrario hay que llamar a un técnico.

Estos casos suelen darse en frigoríficos más tradicionales pero hoy en día suele ocurrir mucho menos gracias a las tecnologías que incorporan los nuevos frigoríficos combi no frost. Evitan que se forme la escarcha e incluso muchos de ellos tienen sistemas inteligentes y te avisan cuando ocurre algún problema.

En Tien 21 ponemos a tu disposición una gran cantidad de modelos de frigoríficos no frost con etiquetas energéticas que te ayudarán a ahorrar mucho más en tus facturas de la luz.

Otros artículos en esta categoría

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar y personalizar tu experiencia además de realizar tareas medición. Al utilizar este sitio, consientes el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar